Vitamina B5

Vitamina B5
10 mayo, 2016 Lucia Garcia

Vitamina B5

La vitamina B5, también llamada ácido pantoténico, es una vitamina del grupo B, forma parte del grupo de las vitaminas hidrosolubles y por tanto será imprescindible aportarla por la dieta. Las vitaminas hidrosolubles tienden a eliminarse por la orina y a perderse durante el procesado de los alimentos o la cocción por tanto es importantísimo aportar una cantidad suficiente para que las funciones metabólicas que llevan a cabo se mantengan.

Funciones en el organismo:

  • Metabolismo energético: actúa conjuntamente con la vitamina B6 en el metabolismo de los macronutrientes (hidratos de carbono, proteínas y grasas). En otras palabras, ayuda a digerir o descomponer los alimentos para su utilización y obtención de energía.
  • Sistema endocrino-hormonal: imprescindible para la síntesis de hormonas anti-estrés y en el metabolismo del colesterol.
  • Sistema inmunológico: actuación conjunta con la vitamina B12 para mantener las defensas en forma.

Fuentes alimentarias:

  • Carnes
  • Pescados
  • Legumbres: en especial las lentejas
  • Cereales integrales
  • Verduras como por ejemplo el brócoli, col y repollo
  • Leche y derivados lácteos

vitamina b5

Síntomas del déficit de la vitamina B5:

Es muy poco frecuente sufrir déficit de vitamina B5, en caso de suceder se manifiesta mediante:

  • Parestesias: sensación de hormigueo o cosquilleo en las extremidades.

Síntomas del exceso de la vitamina B5:

El único síntoma que parece que se relaciona con un exceso de vitamina B5 según los estudios científicos son las diarreas.

Ingesta diaria recomendada en la población española:

Las tablas de ingestas dietéticas de referencia para la población de EEUU y Canadá sitúan la ingesta adecuada de vitaminas B5 según la edad y el sexo además de condiciones específica como el embarazo y lactancia en los cuales los niveles aumentan.

  • De 0 a 6 meses de edad: 1,7 miligramos por día (mg/día)
  • De 7 a 12 meses de edad: 1,8 mg/día
  • De 1 a 3 años de edad: 2 mg/día
  • De 4 a 8 años de edad: 3 mg/día
  • De 9 a 13 años de edad: 4 mg/día
  • De 14 años en adelante: 5 mg/día
  • Embarazadas: 6 mg/día
  • Lactancia: 7 mg/día

No se ha establecido un nivel de ingesta máxima tolerable.

Está en estudio el beneficio que puede suponer aportar suplementos para patologías concretas como la enfermedad celiaca, alopecia, lupus o hepatitis A.

Artículo escrito por Ángela Patricia Morales

0 Comentarios

Dejar una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*