fbpx
AlimentosDieta MediterráneaRecetasSalud

El top 5 saludable de la cocina mediterránea española

By in Alimentos, Dieta Mediterránea, Recetas, Salud

El top 5 saludable de la cocina mediterránea española

dieta mediterranea

Nuestra dieta mediterránea, recientemente reconocida por la UNESCO en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, no es sólo un patrón de alimentación sino un equilibrado y saludable estilo de vida consecuencia de una valiosa tradición cultural de su trilogía: trigo, vid y olivo.

Un auténtico placer gastronómico

En él conviven en armonía tanto alimentos, como sus formas de cultivarlos y cocinarlos. Sus recetas se adecúan a las distintas épocas del año, costumbres o festejos y se disfrutan en compañía.

A continuación te mostramos los 5 elementos estrella de nuestra dieta mediterránea

1. Utiliza aceite de oliva virgen como grasa de cocinado y en tus aliños

aceite de oliva

Podríamos considerarlo un alimento funcional por su alto contenido en polifenoles (compuestos bioactivos) como el hidroxitirosol, además de ser una excelente fuente de vitamina E y betacarotenos . Su alto contenido en ácidos grasos monoinsaturados junto con los compuestos fenólicos previenen la oxidación de las lipoproteínas LDL ejerciendo un papel cardioprotector.

2. Alimentos de origen vegetal

legumbres guiso

Resulta fundamental incluir un plato de cuchara dos o tres veces por semana, ya que las legumbres contienen fructooligosacáridos que ayudan a mantener una adecuada flora bacteriana en el colon, donde residen el 70% de nuestras defensas.

Recuerda que 5 antioxidantes raciones de fruta y verdura fresca y de temporada al día te aportarán las vitaminas, minerales y fibra que necesitas, con un bajo aporte calórico. Lo más importante es la variedad, atrévete con una nueva receta de ese plato de cardo que en tu infancia no quisiste probar y culmínalo siempre que puedas con una pieza de fruta fresca de postre.

Si todo esto lo complementas con un “puñadito” (20-30 g) de frutos secos como nueces, almendras o pipas de girasol, que contienen ácidos grasos esenciales contribuirás a controlar tus niveles de colesterol.

3. Cereales, mejor integrales y a diario

cereales

Nada mejor que un pedazo de pan (3-4 dedos) para acompañar cualquier comida. Cereales como el arroz, maíz, centeno y, sobre todo, el trigo de los que se compone la  pasta, han sido el principal aporte de energía a nuestra dieta desde hace décadas puesto que, son una excelente fuente de hidratos de carbono y nuestros objetivos nutricionales rondan el 50-60% de la energía total en este nutriente. Si además, escoges su versión integral obtendrás un aliado contra el estreñimiento.

4. No te olvides de los lácteos

Presentan un alto contenido en proteínas de alto valor biológico, así como, calcio, fósforo y vitamina D, entre otros. En sus versiones fermentadas como el yogur o el kéfir contienen además, microorganismos probióticos que contribuyen al adecuado mantenimiento de tu flora intestinal.

5. No escatimes en pescado

sardinas

Protege tu corazón con, al menos, dos raciones de pescado azul a la semana que, con un alto contenido en ácidos grasos omega 3 ejerce un papel protector frente a las enfermedades cardiovasculares.

Artículo escrito por Leticia López

Nutricionista Online: Si quieres un servicio totalmente personalizado de nutrición y con el mejor seguimiento, descubre como pinchando aquí.

Nuestra Carta: Si no quieres cocinar, pero quieres comer rico y saludable, descubre nuestros platos saludables pinchando aquí.